Los problemas digestivos son una de las afecciones relacionadas con la salud más frecuentes entre los españoles. Tanto es así que el 10% de las consultas de primer nivel que se realizan en los centros sanitarios de España se producen como consecuencia de síntomas digestivos. 

De hecho, se estima que hasta un 20% de los españoles podría llegar a padecer un problema estomacal crónico¹, estando muchos de ellos aún sin diagnosticar. 

Sin embargo, esta realidad no tiene por qué ser así. La verdad es que no existen evidencias científicas que demuestren que el aumento de los problemas digestivos esté directamente relacionado con el envejecimiento en sí². Por el contrario, el incremento de estas dolencias suele ser consecuencia de unos hábitos incorrectos. 

Por lo tanto, el seguimiento de unas pautas correctas puede ser la clave para evitar llegar a estas situaciones. Entendiendo todo este contexto, parece evidente la necesidad de conocer y mantener ciertos hábitos que nos ayuden a seguir un estilo de vida saludable. Estas son algunas de las recomendaciones que puedes seguir³.

La fibra en la digestión

Casi todas las recomendaciones nutricionales de cara a una mejor digestión pasan por el consumo de alimentos ricos en fibra. Así, será positivo incluir en la dieta legumbres, frutos secos, cereales, hortalizas o frutas, por ejemplo. 

Pero, para entender cómo pueden ayudarnos estos alimentos, primero debemos comprender qué es lo que hace tan especial a la fibra alimentaria. En este sentido, debemos empezar por explicar lo que es la fibra. 

Entendemos como fibra alimentaria la parte comestible de algunos alimentos, como los señalados anteriormente, que no es digerible por el intestino delgado. La consecuencia directa de esto es que llegan intactas al intestino grueso. 

Allí, dependiendo del tipo de fibra, se llevará a cabo una fermentación total o parcial de la misma. Este proceso, con una cantidad de fibra que se encuentre en la medida correcta, ayudará al tránsito intestinal y al crecimiento de la flora alojada en el intestino grueso

Eso sí, si normalmente no consumes mucha fibra, debes introducirla de manera gradual, porque sino los primeros días podrías ver un aumento de gases.

Consumo de agua y otros líquidos

Beber cantidades apropiadas de agua u otros líquidos, siempre que no sean azucarados, gaseosos, alcoholizados o estimulantes, no solo favorece la hidratación, ya de por sí importante y necesaria en cualquier contexto. También es positiva de cara a un buen tránsito intestinal, así como a la eliminación de líquidos y toxinas innecesarias. Estos procesos son clave en el alivio de muchos de los síntomas de algunos problemas digestivos.

La forma de cocinar

No todos los modos de preparar un mismo alimento son igual de ventajosos o perjudiciales para la salud de quien los consume. 

Algunas características de los alimentos pueden perderse en el proceso de cocinarlos, mientras que otras pueden verse potenciadas por el añadido de ciertos ingredientes. 

Por ello, además de evitar determinados tipos de salsas o aceites, debemos tener en cuenta cuál es el tipo de preparación que mejor conserva las propiedades nutricionales. En este sentido, debemos señalar que la opción más recomendable, en cualquiera de sus formas, es la cocción suave.

La regularidad en el proceso digestivo

Como en casi todos los procesos en los que involucramos a nuestro cuerpo, ser regulares al llevarlos a cabo es importante para que los beneficios estén lo más presentes posible. 

Así, tanto los horarios de las comidas como los de evacuación deben tender a ser semejantes todos los días. En el primer caso, además, es aconsejable realizar cinco comidas al día. El desayuno, la comida y la cena son las más importantes, mientras que las dos restantes cumplen una labor suplementaria. Así, lograremos evitar que alguna de las comidas sea demasiado copiosa o pesada.

Al margen de las acciones que ponen en juego directamente al sistema digestivo, también es conveniente realizar regularmente ejercicio físico. Ayudará a nuestro cuerpo a realizar mejores digestiones y a regular el tránsito intestinal.

Las dos claves de los problemas digestivos

De cara a mantener un buen estado digestivo y evitar posibles problemas, encontramos dos elementos que van a ser claves:

  • El equilibrio de la flora intestinal:

La flora o microflora intestinal es un ecosistema microbiótico que coloniza el tracto gastrointestinal desde que nacemos. Sus actividades repercuten en un beneficio para el ser humano que habitan. Entre estas consecuencias positivas se encuentran la recuperación de nutrientes y energía o la protección frente a la invasión de otros microorganismos extraños. Es decir, no solo forman un papel esencial en la digestión, sino que son parte importante de la composición del sistema inmunitario⁴.

Para lograr este equilibrio es importante el consumo de probióticos y prebióticos. Los primeros son microorganismos vivos que pueblan la flora intestinal y que podemos encontrar en alimentos como yogures o el kéfir. Los prebióticos, en cambio, son fibras específicas que nutren a los microorganismos de la flora. Se encuentran en frutas y verduras⁵.

  • La eliminación de toxinas:

Un exceso de toxinas puede traducirse en una sensación constante de cansancio, un empeoramiento visible del estado de la piel.

La hidratación, el ejercicio, el descanso y la calidad de la nutrición son claves para reducir este exceso de toxinas y recuperar la sensación de un estado saludable.

También puede ser de ayuda incluir en nuestra dieta suplementos alimenticios que nos ayuden al mantenimiento normal de estas funciones de nuestro cuerpo. 

Vitanatur Depur & Detox es un complemento creado específicamente para la eliminación de toxinas gracias a sus ingredientes activos. Combina siete extractos de plantas especialmente seleccionados para este propósito y Vitamina C, que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo. 

Vitanatur Symbiotics G combina prebióticos, probióticos y vitaminas del grupo B para ayudar a mantener el equilibrio de la flora intestinal. Combina 10 cepas diferentes exhaustivamente examinadas y seleccionadas por sus propiedades. Está formulado con Tecnología ProbioAct, que permite asegurar la estabilidad, la supervivencia y la actividad metabólica de las bacterias garantizando su eficacia.

¹ https://www.diariovasco.com/sociedad/201605/28/poblacion-padece-enfermedad-digestiva-20160528002514-v.html (Estudio Asociación Española de Gastroenterología)

² https://www.aarp.org/espanol/salud/enfermedades-y-tratamientos/info-2014/problemas-estomacales-diverticulosis-indigestion.html (AARP)

³ https://www.saludigestivo.es/wp-content/uploads/2016/03/consejos-bienestar-digestivo-20111117180039.pdf (FEAD)

⁴ Guarner, F. (2007). Papel de la flora intestinal en la salud y en la enfermedad. Nutrición hospitalaria, 22, 14-19 (http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v22s2/fisiologia2.pdf)

https://www.normon.es/articulo-blog/como-actuan-probioticos-flora-intestinal 

https://www.grep-aedn.es/como-eliminar-toxinas-cuerpo/ (Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas)