Las rutinas del día a día actual nos han llevado a un bucle en el que el cuidado de nuestra salud se contrapone a los malos hábitos que acostumbramos a llevar. Una dieta poco equilibrada, que no tiene en cuenta nuestras necesidades, a veces realizada en momentos muy dispares y para “salir del paso”, se une a otras cuestiones como el estrés, la falta de descanso, el sedentarismo, el tabaquismo o el uso y abuso de otras sustancias perjudiciales para la salud.

Todo ello se traduce en un aporte de toxinas al cuerpo tan elevado que puede hacer complicado que el organismo sea capaz de eliminarlas. El equilibrio entre aporte y depuración se rompe y las toxinas se acumulan, a veces hasta puntos de “colapso” que pueden derivar en problemas como dolor de cabeza, cansancio,irritabilidad, insomnio, retención de líquidos o problemas musculares (entre otras cuestiones).  Pero este ciclo no es tan difícil de parar como pueda parecer. Es ahí donde hay que poner de nuevo en marcha los nueva los buenos hábitos y además entra la detoxificación.

Debemos tener en cuenta que las toxinas pueden ser tanto exógenas como endógenas. Las primeras son las que llegan a nuestro organismo desde el exterior, esencialmente a través de la piel, de la respiración o de los alimentos que consumimos. Las segundas, en cambio, son generadas por el propio organismo  por metabolismo y pueden influir en algunos problemas de salud. Por lo tanto, no todas las personas van a encontrar la misma clase de toxinas en su cuerpo, pues las endógenas no tienen por qué estar presentes. A lo que sí que está expuesto todo el mundo es a las toxinas exógenas (aunque también dependerán de dónde vivas, qué comes…) y, por tanto, será en ellas en las que nos centraremos para contaros cómo corregir las situaciones de acumulación de toxinas a través de la metabolización y eliminación de las mismas¹.

¿Qué es la detoxificación?

Cuando hablamos de detoxificación nos referimos al proceso por el cual el cuerpo humano es capaz de eliminar aquellas sustancias que resultan tóxicas y perjudiciales para el organismo (toxinas)².

La mayoría de toxinas exógenas que consumimos como consecuencia de una mala alimentación o de otras sustancias perjudiciales para el organismo van a parar al hígado, como órgano encargado de la detoxificación de las mismas. Hablamos de productos como medicamentos, alcohol, productos industriales y refinados y drogas, pero también de otras sustancias que puedan llegar a nuestro interior accidentalmente como herbicidas, pesticidas insecticidas o contaminantes en general. Otros órganos que pueden verse afectados por los procesos de detoxificación de estas sustancias son los pulmones, el intestino, los riñones o incluso la propia piel. 

Cabe destacar que es el sistema enzimático del citocromo P450 el encargado de las funciones más importantes de detoxificación, con relevancia importante en la metabolización por su capacidad de oxidación, reducción e hidrólisis³.

Las dietas para la detoxificación (detox) buscan la estimulación de estos procesos para reducir la retención de líquidos y ayudar a la eliminación de las toxinas que se acumulan en el organismo, acercándonos así al equilibrio del que hablábamos al comienzo del texto.

Características de detoxificación¹

La detoxificación del organismo suele implicar una estimulación de los procesos que mencionamos previamente. Esto, en cualquier caso, requiere activar a los órganos más importantes en los procesos de detoxificación, también señalados con anterioridad.

El hecho de que queramos realizar una detoxificación no precisa de una situación de colapso. Es decir, puede ser positivo para el organismo de cualquier persona, en el proceso de conseguir un estilo de vida que sea siempre saludable. Para ello, hay una serie de cuestiones a tener en cuenta:

  • Llevar una dieta equilibrada, rica en antioxidantes, fibra, potasio y vitaminas. También es conveniente evitar los alimentos procesados y refinados. Incluso puede ser positivo mantenerse alejado de la carne, sobre todo la que no sea ecológica, que puede tener más restos de algunos tipos de toxinas.
  • El consumo de agua en las cantidades recomendadas (en torno a 2 litros de agua al día, o más si se realizan actividades potencialmente deshidratadoras como el ejercicio) es esencial para favorecer la eliminación de líquidos.
  • Por supuesto, el tabaco, el alcohol y otras sustancias potencialmente perjudiciales (incluidas el café o el té negro, por ejemplo) están desaconsejadas.
  • El descanso y el ejercicio son fundamentales y que, además de los beneficios respectivos, ayudarán a reducir y gestionar mejor el estrés, algo que también será esencial.
  • Mejora la circulación de la sangre gracias a la eliminación de sustancias perjudiciales que esta contiene.

¿Cuáles son los beneficios de la detoxificación?

Como hemos podido ver a lo largo del artículo, los procesos de detoxificación son muy útiles para la mejora de nuestro bienestar. Algunas de las cuestiones en las que se concretan estos beneficios son⁴:

  • Optimización de las funciones celulares, permitiendo una mayor sensación de vitalidad generalizada.
  • El sistema inmunológico se ve reforzado, reduciendo las posibilidades de contraer determinados tipos de enfermedad.
  • Contribuye a un mejor estado de la piel, contrarrestando posibles efectos del envejecimiento.
  • Perder peso mejora el metabolismo. De este forma, la pérdida de peso se encuentra relacionada con la disminución de dolores articulares y musculares.

Vitanatur Depur & Detox

Como complemento, podemos  utilizar algún suplemento como Vitanatur Depur & Detox, que gracias a su formulación a base de ingredientes activos, actúa específicamente para ayudar al cuerpo a eliminar toxinas. Está formulado con la combinación de más de 7 ingredientes de origen natural, como el extracto de brócoli, alcachofa, bardana e hibisco y Vitaminas C y B6, entre otros ingredientes, que ayudan a eliminar toxinas y detoxificar el organismo, además de poseer cualidades para la acción antioxidante*. *La alcachofa ayuda al proceso de detoxificación del organismo. La vitamina C contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo. 

¹ https://relevanciamedica.com/por-que-debemos-desintoxicar-nuestro-organismo/

² https://www.cun.es/diccionario-medico/terminos/destoxificacion

³ http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75152014000300015

⁴ http://www.innatia.com/s/c-dietas-especiales/a-los-beneficios-de-una-dieta-detox-1571.html