Las vacaciones son momentos de descanso y ocio que nos sirven para recargar las pilas y poder afrontar las inquietudes de la vida diaria con fuerzas renovadas. Sin embargo, en ocasiones la transición de vuelta a la rutina puede hacerse menos llevadera de lo normal y es en ese momento donde aparece el llamado síndrome postvacacional.

Bajo ese nombre se esconden un amplio grupo de síntomas relacionados con la vuelta al estrés del día a día o el bajo estado de ánimo debidos a problemas a la hora de adaptarnos a los requerimientos de la rutina diaria tras un periodo vacacional. Entre sus principales causas encontramos los cambios bruscos de horarios y estilo de vida, el retorno de las obligaciones, la ausencia de tranquilidad y el cambio del estilo de vida

El estrés postvacacional, como también se conoce a esta sintomatología, puede manifestarse de diferentes maneras dependiendo de la persona. Entre las características más reconocibles de estos trastornos encontramos apatía, irritabilidad, falta de concentración, cambios brucos de humor, insomnio, trastornos digestivos, dolor de cabeza, cansancio físico y malestar general.

¿Cómo evitar el estrés postvacacional?

No hay una receta clara para eliminar el estrés postvacacional, pero sí que se pueden seguir una serie de consejos para intentar prevenir su aparición y mitigar sus síntomas. Por ejemplo:

  • Dar un par de días de margen entre la vuelta de vacaciones y la vuelta completa a la rutina.1, 2
  • Retomar progresivamente el horario habitual.1, 2
  • Dormir 8 horas.1
  • No llevarse trabajo a casa.2
  • Realizar actividades con amigos.2
  • Programar nuestros horarios y organizar nuestras tareas.1

Además, seguir una dieta adecuada es también uno de los factores claves para prevenir o mitigar la aparición del síndrome postvacacional. La incorporación de determinados ingredientes en nuestra ingesta diaria nos aporta elementos necesarios para mantener un estado de ánimo positivo. Por ejemplo, productos como el aguacate o el chocolate aportan triptófano, un aminoácido relacionado con la producción de serotonina (un neurotransmisor comúnmente conocido como la hormona de la felicidad)3.

En algunos casos, puede ser aconsejable tomar un suplemento de algunos nutrientes, como el triptófano.

Si buscamos una fórmula completa, podemos recurrir al uso de Vitanatur Equilibrium. En este complemento alimenticio encontramos, además, extracto de azafrán Satireal® y extracto de rodiola para ayudarnos con el buen estado de ánimo*.

* El Azafrán ayuda a mantener un buen estado de ánimo. La Rodiola ayuda al organismo a adaptarse al estrés emocional y al esfuerzo físico. Las vitaminas B1, B3, B6, B8, B9 y B12 y el magnesio contribuyen a una función psicológica normal.

1 How to overcome post-vacation blues, Gutral, 2017

2 Facing the post-holiday blues, Bretones, 2017

3 El triptófano y la felicidad: ¿Qué relación tienen?, Universidad Internacional de Valencia, 2017