Probióticos

Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, confieren un beneficio a la salud del hospedador (persona que los ingiere). Entre las especies de bacterias utilizadas como probióticos podemos encontrar algunas de los géneros: Lactobacillus, Enterococcus, Bifidobacterium, entre otros.
Los probióticos deben:

  • Estar perfectamente caracterizados: género, especie, subespecie (si corresponde) y una designación alfanumérica propia de la cepa.
  • Demostrar los beneficios para la salud mediante ensayos clínicos.
  • Mantener su viabilidad durante toda la vida útil del producto que lo suministra.